‘El árbol rojo’, un viaje por carretera que, a ritmo de gaita, indaga el significado de familia

Las relaciones familiares narradas a través de un viaje épico por carretera, en la que tres almas solitarias se encuentran y reescriben el concepto de ‘familia’, son el eje central de esta película que destaca la vulnerabilidad como condición humana. Un viaje por un país que, al igual que sus protagonistas, parece una familia desmembrada y en el que la compasión y el amor emergen como la única esperanza para sus personajes.

La vida tranquila y bastante rutinaria de Eliécer se vuelca patas arriba cuando, al morir su padre, Esperanza, su desconocida media hermana de ocho años de edad, es llevada hasta la puerta de su casa. Reacio a que su vida sea interrumpida, Eliécer empaca su ropa y emprende un viaje a la capital en busca de la madre de la niña. A ellos se une Toño, un lanchero que sueña con convertirse en campeón de boxeo en la gran ciudad. Durante la travesía, se enfrentarán a mucho más que el camino.

Su director Joan Gómez Endara, la describe como «una road movie que cuenta una historia sincera sobre las relaciones familiares, con unos personajes entrañables que contrastan con las vicisitudes que tienen que enfrentar en el camino. La película, además, invita metafóricamente al espectador, a considerar cómo la hiedra también puede crecer, rodear y amar al que pareciera su enemigo, el árbol. Una imagen que nos pone de presente una de las premisas de la película: así aceptemos o no las herencias de nuestros padres, todos estamos hechos de la misma madera».

La película de este director bogotano y las productoras Sonia Barrera Gutiérrez y Viviana Gómez Echeverry, que se estrena en cines este 1º. de septiembre, inició su recorrido en Rincón del Mar y San Onofre (Sucre),transitó durante su rodaje por carreteras de los departamentos de Bolívar, Magdalena, Santander y Cundinamarca y conquistó los aplausos del público del festival de San Sebastián en el apartado Cine en Construcción, para luego obtener el estímulo postproducción del Fondo de Desarrollo Cinematográfico – FDC.

Antes de estrenarse en Colombia, El árbol rojo tuvo su estreno mundial en el festival clase A más relevante del norte de Europa, el Black Nights Tallinn Film Festival en Estonia y siguió su recorrido por el Festival Internacional de Cine de la India, en Goa; el Festival de Cine Latinoamericano – CinéLatino, de Toulouse; el Festival de Cine de Cartagena, el Festival Internacional de Cine de Seattle, el Festival de Cine Latinoamericano de Chicago, el Festival de Cine Colombiano de Nueva York y el Festival de Cine de África, Asia y  Latinoamérica, en Italia, donde el film fue galardonado con el premio Ciudad de Milán, otorgado por el gran público.

Los protagonistas de la trama son Eliécer (Carlos Vergara), su media hermana Esperanza Shaday Velásquez) y Toño (Jhoyner Salgado), el joven que aspira abrirse camino en el mundo con sus puños. Durante el viaje, y al son de gaita los tres protagonistas van destruyendo esos muros invisibles que tienen el poder de esconder sus emociones.

Dora Lall, programadora del Festival de Tallin, el más relevante del norte de Europa, describe El árbol rojo como «tres caminos diferentes que se unen en un viaje que conduce a la aventura, el autodescubrimiento y la intimidad. A medida que se desarrollan los acontecimientos, todos se acercan a sus verdaderos deseos», mientras que el crítico de cine francés Cédric Lépine, del portal web de noticias Mediapart la describe como «Una Carta de Amor».

Por su parte, el jurado que le otorgó el premio Rail D’OC en el Festival de Toulouse, asegura que «se desprende una gran humanidad de este road movie ubicado en una Colombia donde se adivina, en tela de fondo, un contexto social hostil» y destaca que «las relaciones que se tejen entre el hermano ya adulto y su media hermana son extremadamente tiernas y contrastan con las dificultades con las que tienen que lidiar. Una bella experiencia humana que nos muestra que la ilusión subsiste en un mundo duro donde todavía existe la solidaridad».

El otro premio, el CCAS, entregado también en Toulouse, fue a los valores artísticos de la película: «otorgamos de manera unánime el premio por la interpretación, la calidad del guion, la música, la belleza de los paisajes y las escenas», aseguraron los responsables del premio.

El árbol rojo también se hizo merecedor a la mención especial del Festival de Cine Colombiano en Nueva York donde el jurado la definió como «una conmovedora road movie que explora el concepto de familias improvisadas. Un viaje por carretera rico, glorioso y sincero con un elenco más que encantador».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *