Operación Sonrisa Colombia transforma vidas: La historia de Eduan Felipe y su familia.

GTM_2019_Guatemala City_058_Brandon Isaac Velasquez Aguilar_After_ on Operation Smile Mission to Guatemala City, Guatemala, May 18-24, 2019 at Hospital Juan Pablo II, in Guatemala City, Guatemala. (Operation Smile Photo by Carlos Rueda)

Eduan Felipe es un niño de 10 años, está en quinto de primaria y entre sus pasatiempos favoritos está escuchar música, cantar y jugar fútbol. Ha recibido varias cirugías por parte de Operación Sonrisa, las principales han sido las reconstructivas de labio fisurado a los 13 meses y de paladar hendido a los 2 años; así mismo a lo largo de toda su vida ha estado en tratamiento integral en especialidades como odontología, psicología, nutrición, pediatría, fonoaudiología, entre otros. 

Carmen, su mamá, se enteró de su condición física cuando el bebé nació, ella recuerda que, en el momento del nacimiento, la doctora le dijo que el pequeño venía con una condición especial pero no le especificó cuál era, hasta que ella se dio cuenta por sí misma que tenía una fisura en el labio. Eduan nació con labio fisurado y paladar hendido.

“Para mí realmente esto no era un problema, para mí era algo estético, cuando el papá llegó al hospital, le dije que había nacido con esta condición, él me preguntó que, si era mucho y le dije no, realmente no se le ve, pero sí, sí se notaba, sin embargo, para mí no era nada grave”, explicó Carmen Yepes, mamá de Eduan.

Pese a que Carmen tomó la noticia con calma, no fue una situación fácil de aceptar, por este motivo, decidieron con su esposo buscar ayuda profesional para poder entender la condición de su hijo.

No obstante, el niño siempre recibió el amor incondicional de su madre, desde el primer momento de vida. “La verdad no me afectó para nada, en ese momento lo que yo realmente pensé fue, bueno, toca luchar y buscar qué es lo que hay que hacer, pero no hubo en ningún momento sentimiento de rechazo, sentimiento de tristeza, ni nada por el estilo”.

Eduan inició su tratamiento con Operación Sonrisa, cuando tenía tan solo siete meses de nacido, sus padres conocieron sobre el programa por un familiar cercano y de inmediato comenzó su proceso. Allí les hicieron varias recomendaciones para aprender a vivir con esta condición, algunas de ellas eran, hablarle lento y claro, y también fue de gran ayuda haber ingresado al jardín desde el mes de nacido, ya que su mamá trabajaba allí y el compartir con más niños fue un apoyo enorme.

Los principales desafíos a los que se han enfrentado a lo largo de la vida de Eduan han tenido que ver con el lenguaje, su mamá siempre se preocupó porque él hablara bien, que pudiera pronunciar bien las letras, retos que han sido superados gracias a Operación Sonrisa y al apoyo de su familia.  Su mamá recuerda que la lactancia no fue fácil, porque él bebé tenía problemas para ubicar su boca, a pesar de ello, también fue una etapa superada.

Eduan y su familia siempre han agradecido el trabajo que han hecho en la fundación con su hijo e invita a que más personas, se unan y hagan parte de ella.  “Nada es imposible, siempre tenemos una luz de esperanza y aunque en el momento el camino se torne muy oscuro, hay que buscar ayuda y acceder a los servicios que brinda Operación Sonrisa, es un compromiso que tenemos como padres”, dijo la mamá de Eduan Felipe.

Gracias al apoyo recibido, han podido entender que todas las personas tienen condiciones diferentes y que con la ayuda psicológica y física de profesionales de la salud han aprendido a cómo cuidarlo, cómo sentarlo, cómo seguir su tratamiento, cirugías, y cuidados.

“En la fundación son unos ángeles, han sido una bendición grandísima en mi vida y la de mi hijo; gracias a todo el conocimiento que nos han brindado y a la forma en que nos guían es que logramos sacar adelante este proceso”, puntualizó Carmen.

Hoy por hoy, Eduan ha afrontado de muy buena manera su condición y todo el proceso que ha vivido, su mamá dice que desde siempre le ha contado y mostrado todo lo que ha vivido desde su nacimiento, hasta hoy y gracias a esto, se ha convertido en un niño feliz y con buena autoestima.

¿De qué trata “#3PorUnCambio”?

#3PorUnCambio es la iniciativa de Operación Sonrisa, que busca ayudar a bebés y niños con labio fisurado y/o paladar hendido en Colombia, con tratamiento y/o cirugía reconstructiva, como primer paso, para que tengan un desarrollo más feliz y saludable, transformando sus vidas y las de sus familias. Este año, la campaña regresa para el segundo semestre del 2022 e invita a la sociedad a apoyar de tres formas diferentes e independientes:

  1. Cualquier persona puede donar directamente desde $30.000 pesos y hasta el valor total de una cirugía en www.johnsonsbaby.com.co/3poruncambio.
  2. Invitar a 3 amigos o familiares a sumarse a la campaña, etiquetándolos en redes sociales usando el #3PorUnCambio.
  3. Finalmente, las personas pueden tomarse una fotografía haciendo el 3 con su mano y compartirla en sus redes sociales, etiquetando a @ @OperacionSonrisaColombia, con el hashtag #3PorUnCambio.

Una vez se realizan las donaciones, se le brindará información constante a cada donante sobre la labor que realiza la fundación. A través de diferentes formatos podrá conocer historias de vida, eventos, beneficios, jornadas de valoración y cirugías; además, podrá solicitar un certificado de donación por el aporte realizado.

¡Con el apoyo de los colombianos y sus donaciones, ayudaremos a que muchos niños y niñas tengan un desarrollo más feliz y saludable, nuestra misión siempre será crear un mundo más puro y gentil donde todos puedan prosperar!

¿Qué es el labio fisurado y/o paladar hendido?

Esta condición craneofacial, es caracterizada por una ausencia de continuidad entre los tejidos del labio, el paladar duro y el paladar blando, resultado de que las estructuras faciales de un feto no se cierren por completo.

Entre la sexta y la décima semana de gestación los huesos y la piel de la mandíbula superior, la nariz y la boca del bebé se unen entre sí para formar el paladar y el labio superior. Cuando estas partes no se fusionan completamente, el bebé nace con una fisura o hendidura en el labio y/o en el paladar.

Algunos bebés con esta condición pueden tener dificultades para alimentarse, hablar y en algunos casos se pueden presentar perdidas auditivas; además es posible que afecte su desarrollo físico, social y emocional a largo plazo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *